Llámanos +34 673 971 188
Consejos para una prueba de menú perfecta

Este fin de semana comenzamos la prueba de menús para las bodas de 2018 y es por eso que considero que sería importante hablarles  de este momento de la planificación de vuestra boda y los puntos que deben tener en cuenta a la hora de organizarla.

Antes de hacer la prueba de menú se supone que ya han visitado varias localizaciones. Si se trata de un hotel estos tienen su propia cocina y no permiten caterings externos, pero si eligen otra localización como una finca, un beach club, u otro espacio singular, les pueden dar la opción de trabajar con varios caterings. Tendrían la opción de pagar los menús si aún no han cerrado el catering definitivo o lo que yo suelo recomendar a mis parejas de novios es que elijamos el sitio y lo reservemos, que si es una localización con buenas referencias, con bastante cantidad de bodas al año, etc estoy segura que no se equivocarán con la elección.

Una vez reservado el sitio y el catering, previamente les enviarán los menús para que en base a vuestros gustos gastronómicos y presupuesto puedan elegir un menú o menús para degustar ese día. Normalmente los caterings suelen ser flexibles en cuanto a hacer algún cambio.

¿Cuándo deben hacer la prueba de menú?

Lo recomendable es hacerla unos 6 meses antes de la boda y dejar todo cerrado 2 meses antes de la boda, de modo que las semanas anteriores al enlace solamente quede por confirmar aquellos invitados que sean alérgicos, veganos, etc y el número total de adultos y niños.

¿Con quién pueden asistir?

Normalmente pueden ir entre 4 y 6 personas y suelen ser los padres de los novios y la pareja. Aunque realmente los novios también pueden elegir e invitar a algún/a amigo/a, hermano/a y sin duda si han contratado wedding planner tiene que estar presente en este momento tan importante para tomar nota de absolutamente todo y asesorarles en vuestra elección.

Piensa en tus invitados

Está claro que es vuestra boda y son los novios los que eligirán un menú acorde a su gusto, pero es importante tener en cuenta a aquellos familiares e invitados que por ejemplo sean veganos, o alérgicos, el menú especial de niños, y hablar con el chef para que prepare algo especial para ellos.

Tener en cuenta la temporada del año y la hora del día

Es importante a la hora de elegir el menú la estación del año en la que se casan, no sólo porque deberían utilizar en los menús productos de temporada, sino también elegir diferentes platos según la época, ya que en verano los entrantes suelen ser más bien frescos (cremas frías, ensaladas..) y en inviernos quizás apetezcan más cosas calientes de entrante.

También si se trata de un almuerzo suelen ser menús más copiosos y si es una cena más ligeros, aunque siempre recomendamos contratar una recena para el momento de la barra libre porque siempre los invitados lo agradecen.

El menú

Lo aconsejable a la hora de definir la prueba de menú es elegir entre 2 o 3 opciones de cada plato porque cuantos más tengan para degustar más complicado será elegir.

Los aperitivos del cóctel tienen que probarlos ese día, por lo tanto si no lo incluyen deben exigirlo. Tienen que fijarse en la calidad, presentación y saber las cantidades que se pondrán.

También tienen que probar el postre que normalmente los caterings lo suelen incluir en sus menús. Hay novios que no quieren el postre del menú y lo quieren sustituir por la tarta de boda. En este caso, es importante que hablen con la pastelería elegida para que ese día les envíen una prueba de la tarta elegida.

Otro aspecto fundamental es la prueba de los vinos. Normalmente suelen estar elegidos para maridar con los menús, pero también tienen la opción de cambiarlos si no les gusta. Si tuvieran un vino muy especial que quisieran tener en el menú, habrá que preguntar si tendrá algún suplemento. También conviene repasar las bebidas que incluyen en la barra libre y si van a querer algún “signature cóctel” que está tan de moda.

Durante la degustación

Deber dar siempre tu opinión sobre el plato y preguntar si se pueden hacer modificaciones si así lo quisieras: poner otra salsa, otra guarnición.. y que te ofrezcan soluciones o alternativas

Toma notas y haz fotografías para saber exactamente lo que te han ofrecido en la prueba de menú, que es exactamente lo que tienen que servir el día de la boda. Es importante preguntar si la presentación y cantidad de comida será como la ofrecida el día de la prueba

Otro aspecto a preguntar durante la degustación o al final es cómo será el servicio: de dónde sale la comida y si la cocina está cerca del lugar del banquete, cuántos camareros habrá por la cantidad de invitados, ya que son aspectos que influyen mucho en la rapidez y calidad del servicio.

Definir el menú infantil y las opciones para celiacos, alérgicos, veganos.., así como decidir si quieren contratar recena para el momento de la barra libre

Preguntar por el menú del staff de la boda (suelen ser las personas que están casi durante todo el servicio: fotógrafo, videografo, disck jockey, wedding planner), en qué consiste y qué precio tiene.

Tras la degustación

Pedir al catering una propuesta detallada del menú que han elegido con todas las anotaciones, cambios, cantidad de menús “especiales”  etc. Compararlo con las notas que han tomado y si está todo correcto, solamente faltará confirmar todo unas semanas antes de la boda y unos días antes cuando el catering lo requiera cerrar el número definitivo de invitados.

Esperamos que estos consejos te hayan servido para que no te lleves sorpresas el día de la boda, que ese día tanto ustedes como los invitados disfruten de una comida deliciosa y abundante y que este sea otro de los elementos de los que vuestros invitados se acuerden con un muy buen sabor.

Happy planning!!

 

Deja un comentario

Cerrar menú